UNA BODA COFRADE EN SALÓN DEL MAR

Una boda cofrade en Salón del Mar, Málaga

Mª Carmen y Alberto se hicieron querer desde el primer momento. Llegaron con las ideas muy claras. Escogieron la sede de Mangoa Catering, Salón del Mar, porque ya preveían que sería una boda multitudinaria. Y vaya si lo fueron, ¡casi 400 personas! La fecha elegida: el pasado 10 de octubre. Y todo salió a pedir de boca.

El tiempo se alió con ellos, y las nubes que, en un primer momento hicieron presagiar un día gris, se disiparon a media mañana para dar paso a unos rayos que iluminaron la ceremonia religiosa que se celebró en la Iglesia del Real Convento de Santiago (San Francisco), de Vélez-Málaga, sede canónica de la Archicofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno “El Pobre” y Mª Stma. de la Esperanza, de la que los novios son miembros incondicionales.

Desde que empezaron a planear su boda, Mª Carmen y Alberto tuvieron claro que el ambiente cofrade estaría presente en todos y cada uno de los detalles de su boda, tal es así, que los tradicionales números de las mesas de invitados fueron sustituidos por los nombres de los sagrados titulares de las hermandades y cofradías de Vélez-Málaga y de algunas de la provincia, mientras que en la mesa de los dulces, y por cortesía de la empresa Tartalís, se podían encontrar galletitas con penitentes.

El menú elegido por los novios fue todo un acierto, porque como asegura Alberto “…que todos tus invitados, un día tan especial como el de nuestra boda, te digan que la comida fue de lujo, que todo estaba exquisito, y que el postre sorprendió a todos, ya lo dice todo.”

Tras el almuerzo servido por Mangoa Catering, llegó uno de los momentos más divertidos de la celebración. El baile sorpresa que Alberto y sus amigos le prepararon a Mª Carmen, una actuación que, a día de hoy, sigue siendo muy recordada por los invitados y seguida en las redes sociales.

Pero más allá de una actuación digna de cualquier programa televisivo de los que buscan talentos musicales, la boda de Alberto y Mª Carmen permanecerá en la retina de sus protagonistas y familiares más allegados gracias a las instantáneas que de este día tan especial captó Jose (Gómez Fotografía).

Pero éstas son tan sólo algunas pinceladas de un día que dejó tras de sí un sinfín de imágenes  y comentarios llenos de amor y cariño dirigidos a los novios, y de éstos hacia sus familiares e invitados y, cómo no, y agradecidos estamos por ellos, hacia nosotros.

Alberto: Jamás podía pensar que el trato, la cercanía, el cariño y, sobre todo, la tranquilidad y la confianza que te transmiten todas y cada una de las personas que trabajan aquí, desde el Director hasta el último camarero, fueron excelentes. Desde el minuto 0. Que tus invitados, en un día tan especial como el de nuestra boda, te digan que la comida fue de lujo, que todo estuvo exquisito, y que el postre fue todo un referente, ya te lo dice todo. 

No hacen falta más elogios, muchas gracias, por hacer redondo el día de nuestra boda. ¡Gracias, y mil veces, gracias!”

 

Mª Carmen: “Creo que ya os lo dijimos, pero aprovecho para reiterarte nuestro agradecimiento y felicitaciones pues un mes y pico después de la boda, aún nos siguen diciendo lo bien que se lo pasaron y lo bueno que estuvo todo.

Nos habíais advertido q sería difícil con tanta gente el medir los tiempos, moverlos y tal, pero todo fue a la perfección y a todo el mundo le encantó la comida, nos han reseñado en varias ocasiones que estaba todo muy bien presentado, la comida en su punto y un servicio muy rápido.

A nosotros nos lo hicisteis todo muy fácil, disfrutamos mucho y estuvimos muy cómodos. Además, yo no voy a decir como todas las novias, porque en nuestro caso es cien por cien verdad. Nos dio tiempo a todo, incluso a comer, aunque me quedé sin el superpostre, con lo rico que estaba (jajajaja), así que, una vez más, gracias por todo”. 

Gracias a vosotros por hacernos partícipes de ese día tan especial.

Equipo Mangoa Catering / Emotiva Eventos

 

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *